Menú

04 febrero 2012

Recomendaciones para una dieta sin gluten

EN LA COMPRA

Hay que aprender a seleccionar los alimentos. ¡OJO CON LAS ETIQUETAS!
  • Siempre hay que leer las etiquetas de los productos que vamos a comprar.
  • Manejar la “Lista de Alimentos sin Gluten” que elabora la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE). El consumo de productos manufacturados significa asumir riesgos, ya que en dichos productos es más difícil garantizar la total ausencia de gluten. Tenemos que recordar que dicha lista (de FACE) se renueva constantemente.
  • Tenemos que eliminar de la lista de la compra los productos a granel, los elaborados artesanalmente y sin etiquetar.
  • Tener cuidado con las harinas de maíz, arroz y otras de venta en panaderías o supermercados. Puesto que pueden estar contaminadas si sean molido en molinos que también muelen otros cereales con gluten.
  • No tenemos que encargar productos de panadería o repostería fuera de los establecimientos supervisados por las asociaciones de celíacos. La elaboración de productos sin gluten en una panadería que trabaja con harinas de trigo conlleva un alto riesgo de contaminación.
  • Prestaremos especial  atención a los alimentos importados.
Recordar...
  Ante la duda de si un producto contiene o no gluten, NO CONSUMIR el producto.

EN LA COCINA
  • Suprimiremos la harina y el pan rallado de trigo de casa. La sustituiremos por harina y pan rallado sin gluten o copos de patata. Esto, evitará posibles confusiones a la hora de cocinar.
  • Dispondremos de un armario para almacenar exclusivamente los alimentos especiales sin gluten.
  • Es conveniente que las etiquetas de los productos especiales sin gluten las tengamos siempre a la vista.
  • Una vez abierto el envase no le quitaremos la etiqueta ni vaciaremos el contenido en botes de cocina, ya que puede dar pie a confusiones.
  • Tendremos siempre a mano la Lista de Alimentos sin Gluten. Así mismo, tendremos en un lugar visible (puerta del frigorífico) una lista de alimentos sin gluten, alimentos con gluten y alimentos que pueden contener gluten.
  • No freiremos alimentos sin gluten (patatas fritas) en aceites que previamente se han utilizado para freír alimentos con gluten: croquetas, pescados, etc.
  • Utilizaremos siempre utensilios de cocina limpios. No usaremos la misma cuchara para elaborar un plato que contiene gluten y otro que no lo tiene.
  • Añadiremos panceta y/o huesos de jamón para dar sabor a los cocidos en lugar de chorizo y/o morcilla.
  • Sustituiremos los cubitos de caldo por caldos naturales. Los podemos hacer una vez por semana y congelarlos en raciones individuales para utilizarlos posteriormente.
  • Los purés serán naturales, no le añadiremos picatostes. Si se quiere se puede hacer individualmente en la mesa.
  • En salsas y rebozados utilizaremos siempre harina de maíz, así toda la familia podrá comer el mismo plato.
  • Las verduras las podemos rehogar con ajo, cebolla y jamón serrano.
  • Si utilizamos colorantes y tomate frito para el arroz, nos aseguraremos de que no llevan gluten.
Recordar...
La manipulación de los alimentos en la cocina tiene que tener como máxima, evitar contaminaciones cruzadas.
¿Sabías que...?
  • Los preparados de panadería y repostería especiales sin gluten admiten más hidratación (agua, caldo, etc.) que la harina de trigo.
  • Los copos de patata o la almendra molida pueden sustituir al pan rallado sin gluten en los empanados, croquetas, etc.
  • Para modificar el sabor del pan elaborado con harinas especiales sin gluten, se puede añadir a la masa ajo, cebolla, anís, etc.
  • Añadiendo 25 g. de aceite, mantequilla o margarina a la masa por kilo de harina, el pan se conserva más tiempo tierno.
  • Se recomienda utilizar preparados panificables sin gluten para hacer pan y bollería.
  • Los bizcochos, bechamel y croquetas quedan mejor con preparados para repostería en cantidades similares a las harinas convencionales.

EN EL RESTAURANTE
  • Celebraciones: Bodas, Bautizos, Comuniones, etc.
  • Tenemos que anticiparnos: Hablaremos con el responsable del establecimiento antes del acontecimiento y le informaremos sobre la enfermedad celíaca y sobre qué productos se pueden consumir y cuáles no, así como de las técnicas culinarias a emplear: aceites limpios, harinas de maíz para espesar salsas, etc.
COMIDAS, CENAS
  • Tenemos que averiguar cómo se ha elaborado la comida para no correr riesgos. No consumir tortillas de patata con levadura, salsas ligadas con harina, rebozados, purés y cremas con picatostes de pan de trigo, etc.
¿Sabías que...? 
Los celíacos podemos llevar una vida socialmente activa. En todos los restaurantes existen platos que no contienen gluten, sólo nos tenemos que asegurar de ello consultando al responsable del establecimiento.
EN LOS VIAJES
  • Contactar con la Asociación de Celíacos del lugar de destino. Allí nos informarán de  dónde comprar pan y productos especiales sin gluten o nos los llevaremos nosotros.
  • Si viajamos en avión, nos informaremos sobre las compañías aéreas que ofrecen menús sin gluten y lo solicitaremos a la hora de reservar el billete.
EN EL HOSPITAL
  • Comunicaremos al personal sanitario y al responsable de cocina del hospital la necesidad de seguir una dieta sin gluten.
EN LA CONSULTA DEL MÉDICO

¡Atención a los medicamentos!
  • Advertiremos a nuestro médico de que padecemos la enfermedad celíaca.
  • Recordar que los medicamentos también pueden contener gluten. Si necesitamos seguir un tratamiento farmacológico, consultaremos al farmacéutico o leeremos la composición del medicamento antes de tomarlo.
  • No tomaremos comprimidos ni fórmulas magistrales que no tengan su correspondiente registro sanitario.
  • Evitaremos los medicamentos genéricos.

EN EL COLEGIO

     Si tenemos que utilizar el comedor escolar, tenemos que tener en cuenta los siguientes puntos:
  • Informaremos al niño. Es imprescindible que los padres informen al niño de forma clara, concisa y adaptada a su edad. El niño tiene que aprender a distinguir lo que puede o no consumir y a decir no a los alimentos con gluten. El aprendizaje es el éxito para seguir la dieta correctamente.
  • Informaremos a la dirección del centro de la enfermedad.
  • Informaremos a los profesores y compañeros. Los profesores han de conocer la enfermedad celíaca y los alimentos que el niño no puede ingerir. También es importante que los compañeros conozcan la situación para conseguir la integración del niño.
  • Informaremos a los responsables de cocina. Hablaremos con el cocinero para elaborar conjuntamente platos alternativos y proponerle soluciones. La adaptación del menú del niño celiaco al del resto de los niños, en ciertas ocasiones puede ser positivo para su integración social.
  • Informaremos a los monitores de comedor. Conviene vigilar al niño los primeros días para ver si sigue bien la dieta y no realiza transgresiones
  • Facilitaremos al colegio alimentos sin gluten para cumpleaños y fiestas: bolsas de golosinas, galletas, etc. Así se evitará que el niño se sienta discriminado.
  • Si el comedor está gestionado por una empresa externa o catering, contactaremos con el responsable, la dietista y/o con el departamento de calidad de la misma.
FAMILIA Y AMIGOS
  • Infórmeles sobre la enfermedad celíaca y la dieta sin gluten. Cuente en todo momento con su colaboración.
  • Si son ellos los que cocinan, pregunte cómo se ha elaborado la comida. No tenga miedo en insistir.
  • Explique la importancia de seguir la dieta de forma estricta y sin excepciones. Preste especial atención a los abuelos y hermanos pequeños.

NIÑOS Y GOLOSINAS
  • Elija las golosinas que son aptas para celíacos. Infórmese en las Asociaciones de Celíacos o consulte la “Lista de Alimentos sin Gluten”
  • Elabore una lista con los gustos del niño.
  • Localice los puntos de venta de los productos.
  • Recuerde que el consumo de golosinas será siempre de manera ocasional. NUNCA deben sustituir una ingesta, por ejemplo: merienda, postre de fruta.
·   
Búscame en Facebook: http://www.facebook.com/Sanosplaceresdulcesysalados

No hay comentarios: