Menú

05 octubre 2013

Albóndigas de ternera con salsa de cebolla

Ingredientes:


Para las Albóndigas:
  • 1kg de picadillo de Ternera
  • 1 Zanahoria
  • ½ Pimiento Verde
  • 2 dientes de Ajo
  • ½ Cebolla
  • 2 cdas de Harina de Maíz
  • 1 Huevo
  • Aceite de Oliva
  • Sal
Para la Salsa:

  • 1 Cebolla "P"
  • 2 dientes de Ajo
  • ½ Pimiento Verde
  • 1 Zanahoria
  • Pimienta Negra y Blanca molida
  • Nuez Moscada
  • 1 chorro de Vino Blanco
  • 1 cda de Aceite de oliva
  • 1 pizca de Sal
  • Agua


Para el Rebozado:

  • Harina de Maíz
  • 2 Huevos

Proceso:

  1. Picamos en cuadradito muy pequeños todas las verduras que vamos a usar para la masa. Es decir, la zanahoria, el pimiento (quitándole las pepitas), la cebolla y los ajos. Esto lo ponemos en una sartén,  añadiéndole una cucharada sopera de aceite de oliva y un poco de sal, lo rehogamos y cuando tengamos todo bien dorado, retiramos del fuego.
  2. Una vez hecho esto, ponemos la carne picada en un bol. Hacemos un hueco en el centro y dentro, vertemos el rehogado, el huevo crudo y las dos cucharadas soperas de harina de maíz. Amasamos bien para que todo se integre. A esta masa homogénea, le damos forma de pelota y la dejamos en el mismo bol cubierta de papel film, reposando 1 o 2 horas (para que los sabores se integren).
  3. Ahora, hacemos la salsa de cebolla. Para eso, tenemos que picar en cuadraditos grandes la cebolla, el ajo, el pimiento y la zanahoria. Rehogamos bien hasta que dore. A continuación, ponemos el pasa puré encima de una cazuela y vamos triturando toda la verdura (será nuestra salsa).
  4. Entonces, sacamos la masa del frigo y procedemos a prepararlas. En un plato, echamos harina de maíz y en otro, batimos 2 huevos. A su vez, ponemos una sartén a calentar con un chorro de aceite. Según vamos dando forma a las albóndigas, las pasamos por la harina de maíz, luego por el huevo, y las echamos directamente a la sartén.
  5. Una vez en la sartén, las doramos bien por todos los lados y las vamos sacando a la cazuela donde ya tenemos la salsa. Repetimos esto todas las veces que sean necesarias hasta acabar las albóndigas.
  6. Después, echamos la pimienta blanca y la negra molidas (al gusto), una pizca de nuez moscada, un poco de sal, un chorro de vino blanco y añadimos agua sin llegar a cubrirlas.
  7. Meneamos todo bien (sin mover con ningún utensilio para no romperlas). Ponemos la cazuela a fuego medio y dejamos que hierva suavemente durante 5 minutos. Ahora, con la ayuda de dos cucharillas de postre, les damos la vuelta para que se hagan por el otro lado y dejamos otros 5 minutos.
  8. Finalmente, apagamos el fuego, ponemos una tapa plana y dejamos reposando.
  9. Ya tendremos nuestras albóndigas listas para comer e incluso para dividir en raciones y congelar (muy útil para llevarte el tapper al trabajo).
  10. ON EGIN!

No hay comentarios: